Violencia con base en el género contra los hombres: una crisis silenciosa

Escrito por Veronique Barbelet y publicado en Overseas Development Institute el 23 de junio de 2014

Hace unos años, mientras visitaba un extenso campamento de refugiados en el Chad oriental, me senté con un grupo de hombres, muchos de los cuales acababan de huir de la terrible violencia que se estaba produciendo en Darfur. Quería saber a qué retos se enfrentaban después de dejar sus hogares, sus trabajos y sus formas de vivir en un Sudán desgarrado por la guerra.

Una y otra vez, los hombres cansados me contaron cómo el conflicto en Darfur, así como la vida en los campos de refugiados, los dejaba impotentes. Muchos no tenían forma de mantener a sus familias, y a menudo sentían que habían perdido el respeto de sus comunidades y de sus esposas, incluso el respeto por ellos mismos. Esto a menudo conduce a la violencia doméstica, la depresión, el abandono de las familias y otras consecuencias trágicas. Muchos hombres a los que entrevisté se quejaron de que “ustedes vienen a empoderar a nuestras mujeres, pero ¿quién viene a hablarnos de recuperar nuestra dignidad y a escuchar nuestros problemas?”.

Y tienen razón. En una reciente mesa redonda sobre la violencia sexual contra hombres y niños, me sorprendió mucho oír que algunas organizaciones humanitarias eran reacias a incluir a los hombres y niños en la programación sobre género y la violencia con base en el género. La violencia sexual y con base en el género está ganando, con razón, una mayor atención a nivel mundial, con eventos de alto nivel como la Cumbre Mundial para poner fin a la violencia sexual en los conflictos de la semana pasada, pero los debates sobre la violencia sexual en los conflictos tienden abrumadoramente a centrarse en las mujeres y las niñas como víctimas y en los hombres como perpetradores. De hecho, es cierto que las estadísticas respaldan el hecho de que las mujeres constituyen la mayoría de las víctimas de la violencia y la discriminación por motivos de género. Pero ¿qué ocurre con los hombres y los niños que también son víctimas?

En realidad, los hombres son más propensos a morir durante los conflictos, según un estudio del Instituto de Investigación de la Paz de Oslo (PRIO), mientras que las mujeres mueren más por causas indirectas una vez finalizado el conflicto. Los hombres y los niños son vistos a menudo como soldados y combatientes potenciales en los conflictos — y por lo tanto una amenaza para el bando contrario — debido al papel socialmente atribuido a los hombres. Los asesinatos selectivos de hombres y niños debido a su papel de género deben reconocerse como una forma de violencia con base en el género, similar a la violencia sexual contra las mujeres y las niñas.

Los hombres y los niños también han sido abusados sexualmente en los conflictos. No sabemos la escala total de esta crisis a nivel mundial y cuántos han experimentado violencia sexual precisamente porque este ha sido un tema tan oculto. Pero el Proyecto de Ley de Refugiados trató de averiguar la tasa de violencia sexual contra hombres y niños entre los refugiados en Uganda. Lo que descubrieron es asombroso: más de uno de cada tres hombres refugiados congoleños han experimentado violencia sexual en su vida.

Este no es ni mucho menos un caso aislado: en el último decenio se han registrado casos de violencia sexual contra hombres y niños en más de 25 países afectados por conflictos. Y esto puede ser solo la punta del iceberg.

Como humanitarios, nos guiamos por los principios humanitarios, incluida la imparcialidad, lo que significa que la ayuda debe ser proporcionada de acuerdo a las necesidades. Al no considerar las vulnerabilidades y necesidades específicas de los hombres y niños en las crisis humanitarias junto con las de las mujeres y niñas, estamos violando este principio.

Tomar en consideración a los hombres y los niños en la respuesta humanitaria no es solo ser coherente con unos principios, sino que también es una parte vital de la solución para apoyar a las mujeres y las niñas en las crisis. Entonces, ¿por qué seguimos siendo tan reacios a abordar esta crisis silenciosa?

Veronique Barbelet es politóloga con un interés particular en política humanitaria, negociaciones humanitarias con actores armados no estatales, conflictos y seguridad, protección, violencia de género y medios de vida. Anteriormente trabajó en el Programa Mundial de Alimentos, realizando investigaciones sobre cuestiones de política humanitaria en la República Centroafricana, Chad, Kenia, Malí, Sudán del Sur y Sudán.

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store