Un punto de vista estoico sobre la crisis de agresiones sexuales

Solo somos responsables de nuestras acciones. Ahí es donde comienza la prevención de asalto sexual.

por Dave DuBay

Image for post
Image for post
Sedona, Arizona. © David DuBay

Lo que controlamos

Un punto de vista estoico comienza con el agresor. Esto se debe a que el ataque sexual está bajo el control del perpetrador, no del control de la víctima. Relacionado con esto está la distinción entre lo que nos pertenece y lo que no nos pertenece. Debemos proteger lo que es nuestro mientras nos mantenemos alejados de cosas que no son nuestras.

Rehusando a conformarse

Un enfoque estoico importante es cortar nuestros deseos más bajos de raíz. Aprender a reconocer cuándo surge un deseo y negarse a aceptarlo es una habilidad que solo se adquiere con la práctica.

Una indeferencia ante el poder

En Psychology Today se comentó un estudio sobre la agresión sexual cuando hay una diferencia de poder significativa entre el perpetrador y la víctima. El estudio encontró que aquellos que están inseguros con su poder (independientemente de la cantidad de poder que realmente tengan) son más propensos a hostigar o atacar a personas con menos poder.

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store