¿Tenemos que tirar el posmodernismo por la borda?

A continuación unos fragmentos de un debate en Letter sobre el posmodernismo, donde Helen Pluckrose responde a algunas preguntas hechas por Matthew McManus.

1) ¿Puedes nombrar un teórico posmoderno o un aspecto de la teorización posmoderna que te parezca útil, o al menos que te haga pensar?

H.P. Me gusta el Panopticon de Foucault y algunos de sus trabajos sobre la sexualidad. Creo que los cambios que describe tienen cierta legitimidad. Creo que mucha de su influencia en Edward Said fue buena. No tanto en Judith Butler. Puedo apreciar algo de la ampliación de Saussure hecha por Derrida pero creo en lo fundamental ha sido una terrible influencia en el trabajo académico. Encuentro a Lyotard agradable y atractivo en general. Siento cierta simpatía por la desesperación de Baudrillard en la época de la posmodernidad y amo a Jameson aunque podría señalarse con razón que esto se debe a que es mucho más un crítico de la posmodernidad que un teórico posmoderno. Me gustan los aspectos humanistas liberales de Rorty aunque nos decepciona a todos con su afirmación de que la verdad se hace y no se encuentra, lo que equivale a poco más que un juego de palabras semántico.

2) Aunque pienses que simplemente debemos tirar por la borda todo el posmodernismo o los “estudios de agravios”, ¿podrías hacer algunos comentarios sobre su atractivo emocional o político?

H.P. Creo que debemos tirarlo por la borda, pero también entiendo el impulso. No es tanto que los posmodernistas y sus sucesores estuvieran completamente equivocados. Ven algo real. La inaccesibilidad del conocimiento absoluto y la tendencia humana a la parcialidad y el razonamiento motivado y la tendencia a negar eso. Sin embargo, hay una cierta arrogancia e ingenuidad en su presunción de que son los únicos que ven este problema. La ciencia se ha creado teniendo esto en cuenta. Se trabaja en la estructura misma del método científico. La mayoría de los psicólogos cognitivos, los psicólogos sociales, los neurocientíficos y los psicólogos evolucionistas son plenamente conscientes de esto sin sentir la necesidad de prescindir del empirismo y asumiendo que hay respuestas correctas a las que podemos acercarnos. Sokal y Bricmont lo expresaron bien cuando establecieron una distinción entre el escepticismo radical del posmodernismo y el escepticismo específico de la ciencia. El primero es escéptico por principio y se desespera por no encontrar nunca la verdad, por lo que permanece en la niebla de no saber mientras que el segundo sigue siendo optimista en cuanto a encontrar las respuestas correctas y también es escéptico ya en cuanto a cualquier afirmación de haberlas encontrado ya por miedo a dejar de buscarlas.

3) ¿Por qué crees que los progresistas estarían mejor si se dirigieran a los “izquierdistas liberales”? ¿Puedes pensar en alguien más que esté haciendo una buena labor en este sentido?

H.P. Creo que solo podemos fracasar en algo si rechazamos la verdad objetiva, el empirismo, la razón, la individualidad y la humanidad compartida. Para progresar como sociedad, necesitamos un saludable respeto por todo esto, junto con la humildad y el respeto por las percepciones y experiencias de los demás, que pueden ser diferentes. Creo que la sociedad está en general con la izquierda liberal. Sigue siendo la norma cultural por defecto, ciertamente en el Reino Unido, pero debido a ello, descuidamos la defensa del liberalismo esencial de la misma y eso está amenazado en este momento. Sin embargo, vemos buenos escritores que vienen del lado económico de la izquierda/liberalismo social. Tenemos a Keenan Malik, Sarah Haider, Nick Cohen, Iona Italia, Ali Rizvi, Jonathan Rauch, Matthew D’Ancona, Katie Herzog, Andrew Copson, Brett Weinstein, Heather Heying, Race Hochdorf, Ralph Leonard, Alexander Blum y muchos más que puedo mencionar.

Parece que estamos un poco de acuerdo con Foucault pero no creo que el posmodernismo pueda enseñarnos nada hasta que deje de ser radicalmente escéptico y se convierta en específicamente escéptico, pero entonces no sería posmodernismo.

[…]

Tengo cierta simpatía con las feministas materialistas y con las feministas neoliberales aunque encuentro a ambas demasiado limitadas. Mis valores se alinean con las feministas liberales, las feministas proelección y las posfeministas. El materialismo dentro de la teoría crítica de la raza puede lanzar sus propios problemas como puede hacerlo dentro del feminismo radical y crítico con el género. Se acaba volviendo demasiado simplista y conspiranoico.

Relacionado:

Written by

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store