La verdad duele

El mandato de no herir a otros con palabras parece amable. Pero no lo es tanto. “Este principio moral es mortal — inherentemente mortal, no por casualidad — para la libertad intelectual y para la búsqueda productiva y pacífica del conocimiento”, como dice Jonathan Rauch en su libro “Kindly Inquisitors” del que pueden leer un extracto a continuación.

Image for post
Image for post
Image for post
Image for post
Jonathan Rauch

Written by

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store