La película de Jordan Peterson: poco ética, demasiado matizada y cancelada [G]

Escrito por Patricia Marcoccia y publicado en Areo el 18 de septiembre de 2019

Image for post
Image for post

Las películas matizadas no venden en los cines, me dijo un colega hace una semana. Estaba explicando por qué un teatro en Toronto se negó a proyectar mi próxima película, The Rise of Jordan Peterson (El ascenso de Jordan Peterson). Este no fue el único obstáculo al que nos enfrentamos al tratar de hacer esta película, que traza el período tumultuoso que puso a Peterson en el escenario mundial como un intelectual público querido y vilipendiado, en los cines. Nos enfrentamos a bastantes, desde debates internos hasta preocupaciones éticas sobre contribuir al culto a la personalidad en torno a Peterson, hasta la declaración que sigue resonando en mi mente: las películas matizadas no venden.

Mi experiencia transmitiendo un telefilm matizado sobre Jordan Peterson en el canal de radiodifusión canadiense el año pasado no apoyó la afirmación de mi colega. La película fue popular y en general bien recibida (una vez que la gente la vio, es decir, las reacciones previas en las redes sociales fueron otra historia). Después de ver la película, el público me dijo que era refrescantemente equilibrada y que no les decía qué pensar. ¡Y eso les gustó! Pero ¿es cierto que las películas con matices no venden en los cines? ¿La gente solo quiere comprar entradas para ver películas sobre sus héroes o historias que los hacen sentir bien? Y, si esto es cierto, ¿es este el resultado del condicionamiento mediático, o los medios han adoptado este enfoque en respuesta a nuestros deseos, que están arraigados en nuestra naturaleza humana?

No soy un gran admirador del descriptor equilibrada para mi película. Si la película está equilibrada, no es porque estuviese tratando de serlo. Estaba tratando de ser honesta. Si la película es equilibrada, es simplemente una consecuencia del hecho de que escuché diferentes perspectivas y descubrí puntos válidos que valía la pena mostrar al público. El mundo es complicado, y esta película también es complicada. No resume las cosas en una historia ordenada con un final de sentirse bien porque eso no fue lo que presencié y no fue así mi experiencia. Por lo tanto, no creo que equilibrar sea ​​la palabra más precisa para describirla, aunque sé a qué se refieren las personas cuando dicen eso. Creo que la película es honesta. Y matizada.

Pero las películas matizadas no venden.

Ayer salió la noticia de que el cine Carlton de Toronto había cancelado la proyección durante una semana de mi película de 90 minutos sobre Peterson porque uno o más miembros del personal se habían quejado, a pesar de que lo más probable es que los denunciantes no la hubieran visto. Esto puso al cine en una posición difícil y decidieron cancelar la proyección. Fue decepcionante, y se disculparon mucho por ello.

Consulté con colegas de confianza sobre si nombrar o no el cine cuando los periodistas nos preguntaron sobre las barreras a las que nos enfrentamos en el teatro. Decidimos optar por plataformas de cine a la carta para evitar estos problemas. Esto significa que los fans pueden solicitar proyecciones en sus ciudades y, si se venden suficientes entradas en una proyección (40% de la taquilla), la proyección seguirá adelante. Peterson, por supuesto, tiene una enorme base de fans, pero esta película no fue hecha solo para los fans de Peterson. Es matizada, pero, desgraciadamente, las películas matizadas no venden.

Decidí nombrar al cine Carlton porque no pensé que fuera correcto dejar pasar esto. Cancelar la producción cultural ya llega a ser aburrido hoy en día, pero es decepcionante trabajar tan duro en una película y cancelarla de esta manera, no por el contenido o el tratamiento, sino por el tema.

Algunas personas han estado llamando a Carlton para expresar su descontento. Y, aunque aprecio este apoyo y creo que es justo que las personas expresen sus opiniones con respeto, me preocupa que las reacciones de muchas personas ante esta historia puedan rápidamente convertirse en indignación, lo que está pudriendo nuestra cultura. La decisión de Carlton, aunque no fue valiente, fue en última instancia una decisión comercial y, como propietaria de un negocio, puedo entender lo complicadas que pueden ser esas decisiones.

He pasado los últimos tres años y medio inmerso en la toxicidad de esta guerra cultural, como consecuencia de la realización de esta película. Y he aprendido que es muy fácil caer en la tentación de luchar por una causa: ser arrastrada por la seducción de la ira, el tirón de la indignación y la comodidad de pertenecer a una tribu.

No se siente tan bien (al principio) dar un paso atrás y pensar en el panorama general. Pero a la larga es mejor para la cordura de todos.

Image for post
Image for post

Si desea apoyar esta película, le pido que comparta el avance en las redes sociales. Comience una conversación al respecto. Solicite una proyección en su ciudad. Ayude a las proyecciones esparcidas por todo Canadá el 6 de octubre (es decir, vender el 40% de sus taquillas). Haga saber a sus amigos de todo el mundo que pueden solicitar o realizar proyecciones en los EE.UU., Australia, Irlanda, el Reino Unido y Alemania, con la opción de incluir un panel de discusión y crear un evento. Las películas matizadas son los principales iniciadores de conversación y esta película entra en esa categoría.

Pero las películas matizadas no venden.

¿O sí? No puedo evitar tomar esto como un desafío personal.

¿Solo quiere ver películas que celebren a sus héroes? ¿O quiere ver películas que también lo desafíen? ¿Eso le hace pensar? ¿Eso realmente cuenta diferentes lados de una historia, que reflejan la realidad sin una visión de embudo ideológico?

Tal vez las películas matizadas sí pueden vender.

Veremos.

Image for post
Image for post

Patricia Marcoccia es directora, productora, editora y directora de fotografía nominada a mejor cineasta emergente en los Premios Golden Sheaf. Fundó Holding Space Films, una compañía de producción con sede en Toronto que se enfoca en documentales que lidian con temas difíciles y socialmente relevantes que desafían el pensamiento rancio y promueven conversaciones significativas a través de las historias humanas de siempre.

Written by

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store