Pixabay

La brecha de género en el apoyo a la censura

La investigación sugiere que las mujeres favorecen la inclusión sobre la libertad académica.

Cory Clark Ph.D.

Puntos clave

  • Dos estudios recientes sobre adultos en línea revelaron que las mujeres censuraban más que los hombres.
  • Esta brecha de género parece menor entre los adultos jóvenes, y tanto los hombres como las mujeres jóvenes tienen preferencias ante la censura similares a las de las mujeres adultas.

En todas las décadas, temas y estudios, las mujeres son más censoras que los hombres. En comparación con los hombres, las mujeres apoyan más la censura de diversos tipos de contenidos sexuales y violentos y de contenidos percibidos como odiosos u ofensivos para las minorías.

Las mujeres apoyan más la ilegalización de los insultos a los inmigrantes, a los homosexuales, a los transgénero, a la policía, a los afroamericanos, a los hispanos, a los musulmanes, a los judíos y a los cristianos, y son más partidarias de prohibir las declaraciones públicas sexualmente explícitas y la quema de banderas. Por el contrario, los hombres evalúan la libertad de expresión como algo más importante que para las mujeres.

Una razón probable de este patrón es que las mujeres son más reacias al daño interpersonal y tienen una preocupación relativamente más fuerte por proteger a los demás. De hecho, las mujeres creen que el contenido de los medios sexuales tiene más efectos en uno mismo y en otros y las mujeres ven el discurso de odio como mas dañino y violento que los hombres.

Aunque el apoyo a la censura a menudo se asocia con el autoritarismo, es probable que esté motivado, al menos en parte, por el deseo de proteger a los demás del daño. En la literatura sobre comunicaciones, el efecto de tercera persona se refiere a una tendencia de las personas a ver a los demás (en comparación con sí mismas) como particularmente vulnerables al contenido de los medios, especialmente para los medios negativos o potencialmente dañinos. Y aquellas personas con mayores brechas de vulnerabilidad entre sí mismas y otros tienden a apoyar más la censura.

La mayor sensibilidad al daño entre las mujeres probablemente influya en cómo las mujeres sopesan las compensaciones entre la libertad de expresión y la protección de otras personas vulnerables.

Por ejemplo, en un informe de 2019 de la Fundación Knight, el 59% de las mujeres dijo que promover una sociedad inclusiva es más importante que proteger la libertad de expresión, mientras que el 71% de los hombres dijo que proteger la libertad de expresión es el valor más importante. Además, el 58% de los universitarios dijeron que nunca es aceptable gritar a un orador, mientras que solo el 41% de las mujeres estuvo de acuerdo en que nunca es aceptable hacerlo.

Importancia para la libertad académica

Por ejemplo, la mayoría de los hombres creen que las universidades no deberían proteger a sus estudiantes de ideas ofensivas, mientras que la mayoría de las mujeres creen que las universidades deberían hacerlo. Los estudiantes varones calificaron el avance del conocimiento y el rigor académico como de mayor valor y la justicia social y el bienestar emocional como de menor valor en comparación con las estudiantes. Y en un informe de 2021 por Eric Kaufmann, las académicas de los EE. UU. y Canadá eran más propensas que los hombres a apoyar el despido de una investigadora por una investigación controvertida.

He observado patrones similares en algunos de mis propios trabajos. Por ejemplo, en un estudio muy reciente que realicé con 440 adultos en línea (agregaré un enlace preimpreso cuando esté disponible), los participantes calificaron lo ofensivo de extractos de las secciones de discusión de cinco artículos científicos publicados (y potencialmente o demostrablemente controvertidos).

Estos trabajos incluyeron hallazgos de que (1) las protegidas se benefician más cuando tienen mentores masculinos que femeninos; (2) no hay evidencia de discriminación racial contra minorías étnicas en tiroteos policiales; (3) la activación de conceptos cristianos aumenta el prejuicio racial; (4) los niños con padres del mismo sexo no están peor que los niños con padres del sexo opuesto; y (5) experimentar abuso sexual infantil no causa daño psicológico severo y duradero. Tenga en cuenta que todos estos estudios se publicaron en revistas científicas de alto impacto, pero dos de ellos se han retirado desde entonces y uno fue condenado oficialmente por el Congreso.

Las mujeres encontraron todos los hallazgos científicos más ofensivos que los hombres, excepto los hallazgos del matrimonio entre personas del mismo sexo (que tanto hombres como mujeres calificaron como nada ofensivos). Y, en general, las mujeres informaron de un mayor acuerdo con la afirmación de que algunos hallazgos científicos deberían censurarse porque son demasiado peligrosos.

En un proyecto en curso he descubierto que esta brecha de género en el apoyo a la censura podría ser menor entre los adultos jóvenes, ya que tanto hombres como mujeres jóvenes tienen preferencias de censura similares a las de las mujeres adultas.

En un estudio con 559 adultos en línea, los participantes leyeron cinco pasajes de libros (que fueron inventados para los propósitos de este estudio) e informaron sus deseos de censurar esos libros indicando su acuerdo con declaraciones como, “Deberían sacar el libro de la biblioteca” y “No se debe permitir que un profesor exija el libro para la clase”. Los pasajes incluían uno que contenía malas palabras, otro que contenía una descripción sangrienta, uno que argumentaba que existen diferencias sexuales evolucionadas en la capacidad de liderazgo , otro que argumenta que ciertas religiones inspiran violencia y otro que sostiene que existen diferencias raciales en las puntuaciones de las pruebas de inteligencia. En las cinco declaraciones, las mujeres censuraron más que los hombres.

Un estudio de seguimiento replicó estos métodos exactos con 1.057 adultos jóvenes (una mezcla de estudiantes universitarios y adultos jóvenes en línea). En este estudio, las mujeres censuraron más los pasajes con palabrotas y sangrientos, pero no hubo diferencias de género en el apoyo a la censura de los pasajes sobre diferencias de género, diferencias raciales o religión y violencia. Los adultos jóvenes fueron más censuradores que los adultos mayores en general, pero esta diferencia fue mayor entre los hombres, de modo que los hombres jóvenes apoyan la censura en niveles similares a las mujeres.

No está claro si se trata de un efecto de la edad (es decir, si los hombres apoyan menos la censura a medida que envejecen), o si se trata de un efecto de cohorte (es decir, si las generaciones más jóvenes tienen opiniones de censura más similares a las de las mujeres).

Equilibrar el apoyo a la libertad académica con el apoyo a un entorno inclusivo y protector es un desafío antiguo y persistente. En un mundo ideal, los dos nunca entrarían en conflicto y podríamos perseguir sin miedo la verdad sin tropezar con información que ofenda a los demás o los haga sentir incómodos.

Dados los conflictos y las preocupaciones actuales sobre la libertad académica, parece que no habitamos este mundo ideal y, por lo tanto, la gente debe sopesar este complicado compromiso y tomar decisiones en casos límite. En tales casos, las mujeres pueden ser más propensas que los hombres a favorecer entornos protectores e inclusivos, mientras que los hombres pueden ser más propensos a favorecer la protección de la libertad académica.

Cory Clark

Cory Clark es un científica social. En Twitter @ImHardcory

Referencias

Clark, C. J., Winegard, B. M., & Farkas, D. (2020). A cross-cultural analysis of censorship on campuses[Unpublished manuscript]. Department of Psychology, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA.

Costello, T. H., Bowes, S., Stevens, S. T., Waldman, I., & Lilienfeld, S. O. (2021). Clarifying the structure and nature of left-wing authoritarianism. Journal of Personality and Social Psychology.

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina