¿Hay una guerra de sexos?

La carrera de armamentos entre hombres y mujeres ha perfeccionado nuestras psicologías

Diana S. Fleischman Ph.D.

Image for post
Image for post
Árboles en competencia. Gracias a LL Kern por compartir su trabajo en Unsplash.
Image for post
Image for post
Una gacela de Thomson huyendo de un guepardo. Fuente: Lee R. Berger

Pero ¿hay una carreras de armamentos entre los sexos en los humanos?

Los psicólogos evolucionistas han planteado la hipótesis de que también hay carreras armamentísticas psicológicas entre hombres y mujeres, especialmente en el ámbito sexual. Solo las mujeres tienen la responsabilidad de hacer crecer y alimentar a nuevos seres humanos. Esto no solo afecta la evolución del cuerpo, sino también la mente. Al evaluar a un hombre como una posible pareja a largo plazo, las mujeres están interesadas en las señales de compromiso: la probabilidad de que él la ayude tanto si está embarazada y es vulnerable como si cuida a un bebé indefenso. Quiere saber que él compensará la significativa carga de un posible embarazo. Debido a que las mujeres a menudo evalúan a los hombres en busca de señales de compromiso antes de correr el riesgo de tener relaciones sexuales, los hombres a menudo tergiversan lo dispuestos que están al compromiso. Por ejemplo, es más probable que los hombres exageren su deseo de tener una relación, diciendo cosas como “Te amo” para tener relaciones sexuales. Aquí hay potencial para una carrera armamentista. Se ha planteado la hipótesis de que, debido a que es probable que los hombres exageren su disposición al compromiso, las mujeres demuestran un “escepticismo ante la disposición al compromiso”. El proceso antagonista puede ayudar aquí a mejorar el engaño de los hombres (por ejemplo, es posible que los hombres ni siquiera se den cuenta de manera consciente de que están engañando). Esto, a su vez, hará que mejore el escepticismo de las mujeres o la sensibilidad a las señales.

Image for post
Image for post
La carrera armamentista coevolutiva entre el engaño de disposición para el compromiso de los hombres y el escepticismo hacia el compromiso de las mujeres: Diana Fleischman

¿Existe también una carrera armamentista en lo que respecta a enseñar?

La premisa evolucionista de “How to Train Your Boyfriend” (Cómo enseñar a tu novio) es que, para las mujeres, influir en el comportamiento era más importante que para los hombres. A lo largo de nuestra historia profunda, la vida de una mujer y la vida de sus hijos dependía de lo bien que pudiera reclutar a otras personas para que la ayudaran. La persona que hubiera sido más peligrosa o más útil era a menudo su pareja masculina, también conocida como novio. Las mujeres tienen un talento especial para enseñar a otros porque tenían que enseñar a sus hijos a sobrevivir y prosperar y tenían que enseñar a los hombres para protegerlas, proveerlas, mostrar templanza y prestarles atención. Las mujeres a menudo tenían que influir en los hombres para que la cuidaran y protegieran a ella y a sus hijos, con independencia de que esos niños estuvieran relacionados o no con el hombre y frente a otras demandas competitivas, como otras mujeres y niños. Si una mujer fallaba en esto, el hombre podía perseguir otros intereses, descuidarla, abandonarla o incluso matar a sus hijos.

Image for post
Image for post
El lazo de la verdad Fuente: arbyreed en Flickr

Referencias

Haselton, M. G., Buss, D. M., Oubaid, V., & Angleitner, A. (2005). Sex, lies, and strategic interference: The psychology of deception between the sexes. Personality and Social Psychology Bulletin, 31(1), 3–23.

Image for post
Image for post
Diana S. Fleischman Ph.D.

Written by

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store