Dejar volar la imaginación es importante

La oposición al cartel de la Feria del Libro de Zamora se puede entender desde la desvalorización del papel de la belleza artística en la sociedad y la demonización de la mirada masculina.

“La misión del poeta es esta: animar, en su exacto sentido: dar alma…”
— Lorca, Imaginación, Inspiración, Evasión (1928)

Cuando me enteré de que hubo protestas por el cartel de la Feria del Libro de Zamor esperaba ver otra cosa. La verdad es que el cartel criticado me ha parecido conmovedor. Así es la belleza artística, con su capacidad de animarnos a ir más allá de la rutina del día a día. Deja volar tu imaginación, de Jadoga, lo ha conseguido conmigo. Ha hecho que me identifique con la persona de la fotografía, sacándome de ciertas pesadeces durante un momento. Me ha animado.

Image for post
Image for post

A no todo el mundo esto le parece bien. En un comunicado se ridiculiza la invitación del cartel a dejar volar la imaginación diciendo que “la lectura [no] te hace levitar”. Esto me parece una manera tremendamente ciega de desconsiderar la belleza artística, incluída la que pueda haber en la lectura. Naturalmente, hay lecturas y lecturas. No es lo mismo leer el Boletín Oficial del Estado que un poema. Hay textos que necesitan precisión, otros utilizan la metáfora para tocar el corazón.

En nuestro día a día estamos interesados en satisfacer nuestros deseos conforme a nuestra manera de ser. Es normal. Pero esto mismo también puede convertirse en una carga. Entonces, en algún momento, un artista nos abre una ventana hacia otro mundo donde se puede ser de manera desnuda, desinteresada. Es un momento de inspiración donde empezamos a ver el mundo de otra manera, más luminosa.

Esta manera de sentirse desnudo es satisfactoria en sí misma. No es una manera de conseguir esto o aquello. Es sentirse. Esta bién. Por eso la fotografía de Jadoga es cautivante. Sin embargo, hay algo más. Puedo pasar de identificarme con la figura humana que cobra alas a través de la belleza artística para contemplar el cuerpo desnudo de una mujer. Y hacerlo como un hombre. Un hombre que contempla a una mujer desnuda que, a su vez, cobra alas gracias a la belleza de su propia contemplación. Ella tiene el corazón, o por lo menos así lo han expresado diferentes artistas que mostraron de esta manera lo que llamaban el alma.

Image for post
Image for post

Me doy cuenta de que esta visión — esta mirada masculina — , también causa protestas. Se ha dicho por el cartel de la Feria del libro de Zamora que “la mujer [no] es solo culo”. Porque eso es lo que han visto, un culo.

La falta de visión, la desconsideración hacia la belleza artística, es triste. Deprimente. Es la miseria del día a día. Un mundo donde la justicia social se expresa diciendo que “Ni la lectura te hace levitar ni la mujer es solo culo”. Poco se puede discutir aquí. No siempre es necesario sentirse comprendido. El arte también es evasión.

Hay gente a la que no le gusta el vuelo del alma. No le gusta el arrobo de la belleza producida por el arte. No entienden el culto de contemplar la naturaleza como una obra de arte donde uno mismo es simplemente es lo que es. Sin pretensiones. Y estar ahí con el corazón, con el alma. En casa.

Written by

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store