Caso Sokal 2.0. Envidia del pene: Dirigiéndose a sus críticos [G]

Escrito por Helen Pluckrose y publicado en Areo Magazine el 21 de mayo de 2017

Image for post
Image for post
Fotografía: un manual de enfoques críticos en la literatura

El engaño no es realmente un engaño, ya que tiene un buen argumento

¿Qué argumento? Los propios autores tratan arduamente de no tener ninguno.

2.2. El cambio climático y el pene conceptual
En ninguna parte son más problemáticas las consecuencias de la identificación isomórfica hipermasculina del ‘machismo braggadocio’ con el pene conceptual que en el tema del cambio climático. El cambio climático está impulsado nada más y nada menos que por ciertos temas dañinos de la hipermasculinidad que pueden entenderse mejor a través del enfoque rapaz dominante de la ecología climática identificable con el pene conceptual. Nuestro planeta se está acercando rápidamente al muy advertido umbral de 2°C del cambio climático, y debido a la dinámica de poder patriarcal que mantiene las actuales estructuras capitalistas, especialmente con respecto a la industria de los combustibles fósiles, la conexión entre el dominio hipermasculino de los discursos científicos, políticos y económicos y el daño irreparable a nuestro ecosistema se hace evidente.
Helen Pluckrose: Este podría ser el mejor párrafo jamás escrito
DY: Está mal escrito, pero la idea central, que la ideología masculina es parte de un desarrollo económico rapaz, es algo serio. #fakehoax
HP: Entonces probablemente usted será un científico social.
jp: Estoy bromeando, pero me dime ¿ «saquear la tierra, el yo-primero, el poder de perfora perfora, lobby gob deudas ante dinero, no es mi problema» no está 100% relacionado?

El engaño se dirigió a una mala revista que no representa a los estudios de género.

En total contradicción con la crítica anterior, muchos defensores de los estudios de género han afirmado que Cogent Social Sciences es ampliamente conocida por ser una mala revista, y que las revistas con buena reputación no hubieran tomado el artículo en serio. El problema con esto es que aparece en el Directory of Open Access Journals (DOAJ), el Emerging Sources Citation Index (ESCI), la International Bibliography of the Social Sciences (IBSS), Academic Search Ultimate (EBSCO), ProQuest Social Science Journals, la British Library, Cabell’s International, y muchos más de los mayores índices. No se destacó como un problema en la tan reputada lista Beall de revistas depredadoras y fué recomendada a Lindsay y Boghossian por la revista NORMA. Es parte del prestigioso Grupo Taylor & Francis, que confirma que Cogent ofrece una minuciosa revisión académica por pares y tiene todos los «valores tradicionales y altos estándares asociados con Taylor & Francis y Routledge en su núcleo».

NRPR: Echemos un vistazo a otros engaños publicados en estudios de género y campos relacionados como este, oh espera….
«Esta suposición sin duda refuerza las presunciones de capacitistas sobre los cuerpos humanos, y descarta la forma en que los estudios de discapacidad han cuestionado prácticas de rehabilitación aparentemente benévolas que apoyan la norma cultural de caminar»
NRPR: Del estudio: El bipedismo humano es una construcción social opresiva y enseñar a las personas a caminar erguidas refuerza las normas capacitistas
NRPR: Otro gran engaño, un estudio que afirma que la lactancia materna se asocia con las mujeres por razones socioculturales. Oh espera…
NRPR: Otro gran engaño, un documento que afirma que la lactancia materna se asocia con las mujeres por razones socioculturales. Oh espera…
Si los hombres pueden amamantar, ¿por qué no lo hacen?
Las principales barreras socioculturales se interponen en el camino de la lactancia materna masculina y el apoyo masculino a las mujeres que amamantan a sus hijos, incluyendo, de manera más evidente, las construcciones de género del cuerpo y de la familia y la emoción de asco que rodea a los fluidos corporales femeninos. Un impedimento significativo para los hombres la lactancia materna es la experiencia vivida del cuerpo generizado, a través de la cual las masculinidades y las feminidades son construidas y promulgadas. Las transgresiones de las leyes corporales basadas en el género normas como los senos masculinos y la lactancia masculina se leen de manera despreciativa y moralizada. Los senos del hombre son típicamente experimentados como vergonzosos en nuestra cultura. Robin Longhurst (2005: 155) ha escrito sobre las experiencias de los “hombres con pecho que viven en el mundo contemporáneo occidental”, que tratan de ocultar sus senos, evitando actividades y espacios que requieren la exposición de la parte superior de sus cuerpos. Su análisis muestra que se encuentran literalmente fuera de en sociedades que valoran los torsos masculinos musculosos y representan los senos del hombre como “grotescos y/o divertidos” y donde encontrar un sujetador adecuado puede ser un calvario (Longhurst 2005: 163).
NRPR: ¿O el engaño cuando los estudiosos del género escribieron un artículo sobre cómo los caimanes transmiten la masculinidad hegemónica a los niños? Oh espera…
En otro lugar del zoológico, un padre y su hijo de cuatro años estaban sentados en un banco viendo una exhibición de caimanes. El padre le preguntó al niño, “¿Ves los dientes afilados del caimán? ¿Ves cómo abren y cierran sus bocas? ¿Ves cómo se cierran la boca?” El hombre abrió y cerró la boca, haciendo un fuerte chasquido que hizo reír al chico. El niño entonces imitó a su padre abriendo y cerrando su propia boca, repitiendo, “crac, crac, crac” mientras su padre reiteraba que el caimán tenía “dientes muy afilados”. En todos estos casos, los hombres transmiten mensajes de socialización a los niños que naturalizan las normas hegemónicas de masculinidad, incluyendo la fuerza física y el comportamiento agresivo.
NRPR: Un extracto que muestra la brillante metodología científica de este trabajo

El engaño es un hecho aislado y no demuestra nada

Algunos críticos del engaño han protestado porque un solo error por una revista en la publicación de un documento con una premisa claramente absurda y con referencias falsas se ha presentado como prueba de que todo el campo de los estudios de género es defectuoso. Por otra parte, esto viene de un sesgo ideológico y está lejos de una actitud escéptica. Sin embargo, Lindsay y Boghossian no hacen la afirmación de que este experimento por sí solo demuestre el problema. Se ha escrito mucho acerca de los problemas dentro de los estudios de género y se han proporcionado muchas pruebas y argumentación. Partiendo de esto y siguiendo a Sokal, formularon una certera hipótesis que luego fue probada.

El fraude no es más que otro ataque a las humanidades / ciencias sociales desde la ciencia

¿Hijo de Sokal? @PeterBoghossian brillante estudio-engaño http://bit.ly/2qAaR8n satirizando el pretencioso charlatanismo de los estudios de género @GodDoesnt
Michael A. Urban: La gente como Polla Dawkins carece de la fortaleza mental para comprender la importancia de las humanidades para la sociedad y para la ciencia

El engaño era transfóbico y sexista

¿Hijo de Sokal? @PeterBoghossian brillante estudio-engaño http://bit.ly/2qAaR8n satirizando el pretencioso charlatanismo de los estudios de género @GodDoesnt
Dan Arel: esta mierda es fanática y desagradable. estoy tan jodidamente avergonzado de haber hecho algún intercambio con las partes involucradas. el nuevo ateísmo es cáncer
Image for post
Image for post

Written by

Traducciones sobre los asuntos de los hombres, la izquierda liberal, las políticas de identidad y la moral. #i2 @Carnaina

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store